¡Marihuanero Que Palabra Tan Fea!

Desde el mismo momento en que nos cuestionamos acerca de nuestra propia existencia, nos surgen interrogantes y hasta nos planteamos teorías acerca de la forma cómo cada uno de nosotros percibimos nuestro entorno y la manera en que interactúanos con él y de cómo aprovechamos las circunstancias y posibilidades que este nos ofrece…

Eso es lo que creo después de 25 largos años de existencia, aun recuerdo la vez en que mi mamá me dijo de manera tajante (como buena mamá colombiana): no te juntes con ese ¡niño! porque el papá es un “marihuanero”, esa sencilla palabra me causo varios interrogantes, en primera instancia pensé: ¿Qué es ser marihuanero?, ¿será una enfermedad? , ¿Mi amigo sufrirá por tener al papá enfermo?, ¿tendrá cura? En fin… pasaron por mi cabeza varias ideas, pero de lo que si estoy seguro fue que esa orden de mi mamá crearía en mí una idea totalmente errada de la gente que consumía marihuana.

Para mi ese sobrenombre significaba algo “Malo”, pero a la vez me preguntaba como mi amigo crecía feliz a lado de su papá y que este no se moría, no se emborrachaba, ni peleaba con los vecinos, y vivía en una completa esfera de “peace and Love “… incluso en su casa se respiraba un ambiente intelectual con varios libros en su ático y que aunque la gente lo llamaba el “mechudo” nunca entendí por que cargaba un bolso que creía era de mujer.

Pasaron varios años, para ser exactos 7, mi amigo y su padre se fueron de mi barrio y yo crecí, y con ese crecimiento también se acrecentó mi curiosidad por conocer el mundo real, así que a los 15 años después de terminar mi bachillerato empaque maletas y me fui de mi casa; pase un tiempo viviendo en Cali, en Bogotá y en Popayán, y fue en esta última ciudad en donde me volví a encontrar al “mechudo”, y fue tanta la sorpresa de verlo, pero sobre todo de enterarme que este personaje era una eminencia en filosofía, había escrito varios libros y todos sentían una gran admiración por él; Carlos aun cargaba su mochila.

No fui capaz de saludarlo porque la verdad estaba confundido, o mi mamá me había engañado o la misma sociedad me había dado datos erróneos de lo que es ser bueno o malo.

Años más tarde ingrese a la universidad y fue ahí donde mis interrogaciones de infancia tendrían por fin una respuesta acertada, Libre albedrío… esa la cuestión, lo que para uno es malo, para otro no lo es, depende en qué contexto nos situemos y de cómo veamos nuestra vida, lo digo por experiencia que la duda se aclaro en el momento que una nube gris cargada THC inundo mi cerebro, mis pupilas se dilataron, me dio más hambre de lo normal, sentía sed y me sumí en un estado de relajación en donde lo que antes me parecía malo , ahora no lo era, o acaso a ustedes les parece malo apreciar los sonidos de la naturaleza más nítidos, leer un libro y sentir que estamos más metidos en él que el propio autor, apreciar los atardeceres como si fueran pintados por la mano de Dios y hasta reírnos por bobadas…

Ahora comprendía muchas cosas, en primer lugar la pasividad del padre de mi amigo y su esfera de paz y amor, el aprecio hacia naturaleza, a los libros, en fin como diría Bumbury “las cosas más triviales se vuelven fundamentales”.

Después de probar la llamada yerba, cannabis, yesca, maría-Juana, y de aprender a pegarlo a cocerlo, a darme un plon, a hacer una panameña (hay infinidad de términos en la jerga del consumo de marihuana) acá estoy escribiendo para mi blog ¿como la ven?

En estos días justamente leía varios artículos sobre los nuevos beneficios encontrados en esta planta; porque cabe aclarar que esta no es una droga, es una planta, que al igual que otras como la ayahuasca con la que se hace el yagé son simplemente alucinógenos, buenos o malos, eso le queda a cada uno.

Volviendo al cuento de mi vecino, y ahora 3 años mas tarde desde cuando comencé a escribir esto, me reafirmo en lo que digo, yo quiero mucho a la marihuana, y aunque ya no la consuma como en mis épocas de Universitario, la fumo cada vez que me la ofrecen, es que no veo el por qué no hacerlo, la gente se emborracha cada ocho días, incluso mas seguido, la gente fuma cigarrillo, la gente miente, la escribe, la gente tuitea, la gente atraca, la gente compra, la gente consume, la gente mata estando borracho, la gente come, la gente vota, los políticos roban; en fin… la gente hace muchas cosas, pero los marihuaneros hacemos más; disfrutamos de la naturaleza, amamos los arcoíris, sabemos debatir con fundamentos, leemos mucho, sabemos de política, de filosofía, en nuestras mochilas, manillas y pelo enredado, hay historias, viajes, fotografías, amores que fueron, amigos que no están, enemigos….

Mis mejores amigos son personas que fuman marihuana, incluso tienen su propia planta en su casa, tal vez un gato o un perro, tienen un hijo, (jamás fuman frente a él), pagan sus cuentas, tienen un crédito, tienen un nivel educativo muy alto, han viajado, son respetuosos, mis mejores amigos son MARIHUANEROS; perdón mamá pero esta vez creo que te equivocaste, la sociedad te nublo de prejuicios, trataste peyorativamente a estos seres que lo único que han hecho ha sido elegir, elegir no una botella de licor, ni una corbata y vestido con un gran sueldo, simplemente elegir lo que para ellos es lo mejor, yo estaré siempre de este lado, del nuestro; del lado de los viajes en semana santa a salento y al valle del cocóra, de las tardes en el jardín botánico de la U de Caldas jugando ajedrez, de los atardeceres a lado de la pista de atletismo, de las panameñas, de los satélites hechos con una manzana, de los pielroja, de los peches, de los cueros, de los moños, de la cripa, de la punto rojo y la corintiana, estaré del lado de los MARIHUANEROS!!

@jcmisnaza

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s