ALIANZAS ESTRATEGICAS MULTISECTORIALES, UNA SALIDA PARA LATINOAMERICA

RESUMEN

El presente escrito entabla el tema en como los gobiernos latinoamericanos pueden tomarse desde el punto de vista organizacional y desde ese marco plantear estrategias de alianzas multisectoriales y que esas estrategias estén alineadas con los cambios ambientales, con el fin de trabajar por una sociedad competitiva, igualitaria y equitativa evaluando los pros y contras de esta metodología; analizando cuales han sido los obstáculos presentados y porque en importante la organización por unidades estratégicas dentro de los gobiernos.

Son las tres de la mañana, María Teresa se levanta con el sonido del Gallo, con lo que su esposo le dejo en día anterior, alcanzo a comprar pan y café, pone el agua a hervir en una estufa que es de gas, y que gracias a que ahorro más de un año pudo comprarla, con un sigilo envidiable va a la ducha improvisada, se baña y se toma su café, su hijo de 10 años aun no se despierta esta tendido en su cama, ella lo besa y agradece al menos que él haya podido ingresar a la escuela, piensa que él tendrá un mejor futuro, y por eso se va a trabajar al otro lado de la ciudad, sabe que se le ha hecho tarde y se apura, sale a la puerta y ante ella está la gran ciudad, se echa la bendición y sale…

Esta rutina la señora María teresa me la conto hace algunos años, cuando hacia parte de una organización llamada “un techo para mi País”, ella había sido una de las beneficiadas a quienes nosotros jóvenes entre los 18 y 35 años le habíamos construido una casa, no con lujos pero si al menos vivible.

Ella me preguntaba por qué la sociedad es tan desigual, yo la verdad no sabía que responderle debido a que hay tantas variables que influyen y tantas maneras de explicarlo, que en ese momento solo me limite a decirle que era cuestión del sistema y sus decisiones, que estratégicas o no eran sus decisiones.

Ella asintió con un aire de resignación y yo me quede pensando que nos falta o que nos sobra a los latinoamericanos para ser una sociedad más equitativa y porque aun después de tanto tiempo seguimos siendo unos extras en la película mundial y no protagonistas como lo son otros.

Dada la coyuntura en la que actualmente estamos inmersos, cada día somos bombardeados con nuevas noticias y somos testigos de cosas antes impensadas, la comunicación vía web y su transición de la Era PC en los años 80’s a la web 4.0 basada Intelligent personal Agents en los próximos 30 años, el crecimiento de las redes sociales, el comercio electrónico e infinidad de cambios que nos han afectado, pero solo a unos pocos, hablo de esto porque estoy seguro que aun después de 3 años la señora María Teresa no sabe lo que es un trino, lo que es un follow ni tampoco creo que tenga Facebook.

Entonces me pregunto es cuestión de estrategia que solo unos pocos estemos inmersos en estos cambios, o es que a larga el sistema es así y así debe funcionar, lo que pretendo mediante estas letras es evaluar las estrategias colaborativas gubernamentales de los países latinoamericanos con el fin de determinar los principales obstáculos a los que se enfrentan en pro de una sociedad más equitativa.

Si nos ponemos a analizar los casos exitosos de países que han pasado de un plano tercermundista a encabezar la lista de losmás competitivos, tenemos un factor común determinante, el cual es el compromiso de parte de los gobiernos de turno, las empresas y la sociedad civil; dicho compromiso es asumido por todos los actores como una estrategia colaborativa multisectorial la cual como base fundamental debe estar enmarcada por la definición de objetivos claros, alcanzables y de largo plazo, además ser políticamente sostenibles.

Es decir los gobiernos o mejor dicho los partidos políticos es su afán de gobernar o debo decir en su afán de tener el poder, se han olvidado de el fin de la política, la cual es el medio o el puente para acercar la sociedad a sus gobernantes, pero entonces que ha pasado, será que las estrategias asumidas por los gobiernos no han sido lo suficientemente coherentes, no se ha optado por la continuidad de las políticas planteadas, se han trazado objetivos inalcanzables o simplemente la corrupción y el clientelismo han hecho mella sobre ellos y estas cortinas sociales se han trasladado a la ciudadanía en general.

En fin son muchas respuestas, todas validas dado que es un tema realmente complejo nos centraremos en asumir que lo que realmente tiene a los países latinoamericanos rezagados en el ámbito global son la falta de alianzas entre naciones, para tal fin nos apoyaremos en el documento llamado “alianzas en Amerca Latina” en donde se tocan 5 puntos importantes para lograr el crecimiento en bloque y que este crecimiento se traslade a la sociedad y con esto lograr una mayor igualdad social.

El documento de apoyo parte de la premisa de la colaboración multisectorial, es decir las compañías privadas y organizaciones gubernamentales que aunque presenten características distintas tienen dimensiones comunes y es en esas dimensiones donde se debe centrar la colaboración, de ahí que estas relaciones deben estar marcadas por 4 principales componentes: el inicio y el desarrollo de la relación, el alineamiento entre las misiones, las estrategias y los valores de las organizaciones participantes, la generación de valor para los socios y para la sociedad en general, y la gestión de las interacciones entre las partes[i], tal ves el último componente es de vital importancia debido a que se pretende que exista una estrecha interacción entre ellos.

Es decir partiendo de la relación entendida esta última como un complejo proceso que incluye una correcta comunicación efectiva, así como el acoplamiento entre culturas organizacionales además de entender sus diferencias, es en un principio uno de los pilares de la estrategia colaborativa.

En este punto cabe reflexionar sobre cuáles son las motivaciones que impulsan a un gobierno a definir una estrategia de colaboración, ya sea de tipo altruistas o utilitarias, en fin sea cual sea el tipo lo que realmente interesa es como esta estrategia contribuye a mejorar la gestión gubernamental y la creación de ventajas competitivas.

En este orden de ideas las estrategias de colaboración deben centrarse en la construcción de los llamados “puentes” los cuales van a servir para transportar la comunicación y hacer más efectiva las relaciones; es decir entender el porqué de la asociación, asimilar las barreras críticas que enfrenta las estrategias de colaboración, y definir el cómo se pueden superar esas barreras, para después lograr el alineamiento, que es en mi criterio el más importante; “este último desde el punto de vista conceptual, puede entenderse en términos de dos dimensiones: amplitud y profundidad, la primera de ellas considera algunas variables clave para cualquier organización (Visión, misión, valores y estrategia) y examina cuántas de ellas están relacionadas con la colaboración, lo cual definirá si el alineamiento es amplio o estrecho. La profundidad tiene que ver con la intensidad de la conexión en cualquiera de las tres dimensiones, por lo cual el alineamiento podrá ser superficial o profundo”[ii].

La pregunta del millón es como lograr ese alineamiento es ahí donde se deben aplicar las teorías administrativas ya que un gobierno debe asumir su rol de direccionador estratégico y cumplir con su labor social al mismo tiempo, es decir es entender la relevancia de la verdadera misión y visión y como estas son herramientas que apuntan a la generación de valor.

Idealmente, en el momento de iniciar el diálogo, cada uno de los potenciales socios debería haber realizado un análisis introspectivo, ya que el autoconocimiento facilitará mucho la construcción del alineamiento.

Cuando se habla de la generación de valor para el caso de los gobiernos se siguiere que exista una estrecha relación positiva entre el nivel de alineamiento y el potencial de generación de valor de las colaboraciones es decir a mayor alineamiento entre las misiones, los valores y las estrategias de las partes, mayor valor generará la colaboración.

Asimismo, el valor generado por estas colaboraciones será más difícil de imitar, puesto que resultará de las características únicas y distintivas de las organizaciones involucradas [i].

Este último fin basa su éxito en la definición de factores que contribuyen a la creación y preservación de valor para que ello nos conduzca a la generación de las alianzas; esto funciona como un proyecto de estrategia que define el éxito de las relaciones entre los diferentes Stakeholders.

Después de establecer las alianzas colaborativas como una estrategia lo que se espera es que esta unión conduzca no sólo a mayores presiones competitivas en los mercados internacionales y locales, sino, además, a una mayor exposición pública del comportamiento de las empresas y a una mayor demanda, de las partes involucradas, de un comportamiento responsable y una revisión del papel de la empresa más allá de la mera producción de bienes y servicios, el pago de impuestos y la creación de empleo.

“Sin embargo, el fin primordial de la empresa sigue siendo la obtención de beneficios, y si bien debe preocuparse del impacto de sus actividades sobre todas las partes involucradas, no es menos cierto que la principal parte involucrada es la representada por los accionistas o dueños.

No obstante, la empresa hace bien en recordar que sin consumidores o clientes, y sin trabajadores, no hay empresa; que sin comunidad, ésta operaría en un vacío”[ii].

Como nota final y basado en lecturas como “cuentos chinos” de Andrés Oppenhaimer la comunidad latinoamericana debe centrarse en mantener una políticas claras y a largo plazo y que además involucren los diferentes actores sociales, en este caso las alianzas colaborativas parten de la confianza pero dependen de la labor social y de responsabilidad morales y económicas que tanto gobiernos como empresas tengan, ya que de que nos sirve un gobierno que muestre cifras de crecimiento si tiene miles de personas como María Teresa a quien no le llega este crecimiento y solo las razones de seguir adelante son su hijo y sus ganas por educarlo.

Además de las políticas claras es importante recalcar la alineación de objetivos con las estrategias gubernamentales, es decir se debe partir de las potencialidades con que cada país cuenta y asumir un papel protagónico dentro del espectro económico y social latinoamericano porque está claro que desde la caída financiera de EEUU van a venir en alza varios países como China e india, y hay que estar preparados.

Otra razón para constituir alianzas es crear valor a partir del conocimiento, porque como se dijo en un principio los casos exitosos de Finlandia, Noruega y más cercano chile nos muestran que se puede hacer grandes cambios si se tiene unas políticas claras y si se dejan a un lado egoísmos(caso Venezuela) y banalidades que lo único que hacen es fomentar las cortinas sociales como la corrupción, la pobreza, el narcotráfico (caso Colombia) las cuales hacen ver un panorama poco claro de competitividad latinoamericana cerrándonos el paso a la prosperidad y a una sociedad más igualitaria y menos discriminatoria en vez de aprovechar las sinergias obtenibles en alianzas tanto comerciales como con organizaciones en torno a la sociedad Civil.

[i] Alianzas Sociales En América Latina Enseñanzas Extraídas De Colaboraciones Entre El Sector Privado Y Organizaciones De La Sociedad Civil

[ii] Ibíd.

Publicado por JULIO CESAR MISNAZA
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s