India Capitulo 3, AGRA, LA CIUDAD DEL TAJ MAHAL

Luego de haber recorrido y conocido todo el fuerte rojo y habernos tomado muchas fotos con los habitantes de Delhi, porque les cuento, yo Salí del horno ya bronceado, así que  eso más el sol que recibí en Delhi ya era un Hindú más, solo me hacía diferente mis ojos verdes,  pero mi novia de la época era de tez blanca y pues eso se veía muy extraño en un país donde tu vida y condición social está marcado por las dichosas castas; que una mujer blanca, esté con un moreno latino como yo era raro, de  hecho muchas personas asumían que yo era un millonario por eso ella estaba conmigo, a lo que muy formalmente explicábamos que no era así, que  acá en este lado del mundo a veces el amor era verdadero y pues que no importaba que si eras blanco o negro uno podía tener una relación medianamente estable, pero en casi todo el viaje estuvimos  bajo ese interrogante, unas por otras, nosotros aprendíamos de ellos y ellos de nosotros.

Otro aspecto a  resaltar y que nos pareció al inicio extraño, fue que apenas pasamos al interior del fuerte, muchos hombres, por no decir la mayoría, caminaban tomados de las manos en parejas, al principio pensamos que estos espacios eran los indicados para que los gais fueran libre de expresarse, claro, en una sociedad tan machista como la Hindú para nosotros era muy extraño ver ese tipo de expresiones, pero no, luego preguntamos y nos dijeron que es muy común en india que los hombres caminen tomados de  las manos, sobre todo en los lugares que se consideran sagrados.

Lo mismo aprendimos sobre las vacas, muchos creíamos (me incluyo) que las vacas en India eran sagradas, pero no lo son, una cosa es que sean sagradas, es decir adoradas y veneradas, otra es que estas sean respetadas, a tal punto que se les abra paso cuando deambulan por la ciudad o es signo de buena suerte que una vaca se pose o pernocte en tu casa, según preguntamos e indagamos, las vacas fueron según la religión hinduista el animal que ayudo a Mahoma a salvarse, alimentándolo, además, en los textos mitológicos se representa a la madre tierra como una vaca. Esto se debe a que la vaca es un animal que alimenta con su leche a todos, independientemente de que haya tenido o no cría. Cuando la Tierra fue contaminada por los demonios, y los humanos no podían vivir en ella, la madre tierra se presentó al Señor Supremo en forma de vaca y pidió la salvación de sus hijos, los humanos. es venerada como fuente de alimento, símbolo de la vida, y jamás debe ser matada.

Aclarado algunos asuntos que queríamos saber de  primera mano, terminamos nuestro tour por la vieja Delhi, casi eran las 7 de la noche y nos dijeron que ya debíamos salir del sector, estábamos lejos de nuestro apto y aun  debíamos tomar el metro, cosa que hicimos, solo que a esta hora ya era la hora pico y ya se podrán imaginar la cantidad de personas que estábamos tratando de llegar a casa, pero dentro de todo nos fue bien, nos tomamos de la mano, pusimos nuestros bolsos en la parte delantera de nosotros e hicimos la cola, subimos a nuestro vagón  y ya adentro de este, pues nos sentimos como en casa, el Transmilenio en Bogotá a hora pico es  algo similar, así que nos relajamos, tomamos la situación como parte del viaje y poco a poco llegamos a nuestra estación de destino… serían las 9 de la noche cuando llegamos al apto, allí nos recibieron con la  buena noticia de que nuestras maletas habían llegado, de inmediato fuimos a verlas, una inspección general, todo en orden, al final solo era ropa, lo de  valor siempre lo llevamos en nuestras mochilas de mano, de hecho este es otro tip, cuando acostumbramos a viajar con bagpack lo recomendable es tener otro bolsito tipo bagpack pero pequeño, es decir no recomendamos una cartera  o bolso, más bien un morral que lo podamos cargar en nuestras espaldas y que quepa al menos una muda de ropa, el equipo de vídeo y cámaras, una chaqueta, toalla, almohada inflable, gorra o sombrero y equipo de aseo, sumado a tus documentos y dinero en efectivo, en estos viajes si vas a tener una experiencia de mochilero, el efectivo no te debe faltar, no en todo el mundo reciben tarjetas de crédito y es mejor ser prevenido.

En nuestro caso, al saber que las maletas se habían retrasado no nos preocupamos mucho ya que lo necesario para sobrevivir lo teníamos en nuestras manos o mejor en nuestros maletines de mano.

Luego de abrir las maletas y ver que estaba todo en orden nos sentamos con la Señora de la casa a charlar un poco al calor de un  té chai y pasabocas de las dulcerías locales, hablamos sobre nuestro país,  nuestras costumbres, sobre sus hijos, su vida y sobre que nos motivó a  viajar desde tan lejos a su país.

La  charla se extendió hasta casi las 11: 30 pm, nosotros al siguiente día (sábado) tomaríamos nuestro tren hacia Agra muy a las 6:15 de la mañana, por ese motivo nos despedimos,  no sin antes pedirle el favor que nos ayudar a conseguir un Rick Shaw que nos recogiera a las  5 de la mañana para poder ir a la estación de trenes, ella hizo un par de llamadas y listo, teníamos  nuestro transporte.

Esa noche tratamos de dormir un poco, pero nos invadía la emoción que el día de mañana íbamos a conocer uno de los sitios más emblemáticos para la humanidad, el Taj Mahal.

Sábado. 21 de Noviembre

La noche estuvo tranquila, a pesar de las 4 horas y media de sueño que tuvimos nos sentíamos enérgicos, ya con las maletas completas,  muy a las 5 am estuvimos listos, ya los cantos de los templos cercanos nos habían despertado, Delhi se levantaba con un clima  templado  y un olor a flores que siempre nos  causó alegría, prepare café, salí a ver por la ventana y el Rick Shaw ya estaba abajo, terminamos el tinto, cargamos las maletas y  bajamos los tres pisos, abajo un sonriente hindú de unos 25 años nos esperaba, negociamos el traslado, acomodamos nuestras maletas y emprendimos el viaje de unos 25 a 30 minutos, eran las 5:07 la ciudad aún estaba durmiendo, había poco trafico lo que ayudo a mejorar nuestra movilidad y en menos de  que lo notáramos, habíamos legado a la estación de trenes a las 5:35 am.

Bajamos las maletas y el chófer nos ayudó a ubicar nuestra plataforma, normalmente en los trenes en India la lista de pasajeros se encuentra pegada sobre la puerta del vagón asignado, según la  clase que se haya comprado, nosotros para ir a la fija, el jueves habíamos comprado en primera clase, queríamos probar el servicio de los trenes y comparar precios.

Llegamos a la puerta del vagón asignado, allí nos esperó un mozo que nos indicó que las maletas las podíamos guardar en el compartimento que tenía nuestros asientos, estos eran grandes,  guardamos las maletas grandes y las de mano las pusimos sobre nuestros pies, nos sentamos, el viaje según lo planificado iba a durar unas 3 horas y media a lo mucho, siendo las 6:09 el tren arranco, a mitad de camino pasaron los mozos entregando una rosa a las mujeres que viajaban en el vagón, muy bonito el detalle, minutos más tarde empezarían a servir el desayuno, pasaron un menú  y nosotros que solo nos acompañaba un tinto, pedimos de todo, omelet, pan, café, fruta, de verdad teníamos mucha hambre y pues siendo primera clase debíamos aprovechar, pero ohh sorpresa, al final pasaron cobrando, igual no era muy costoso, pero pues nunca nos dijeron que el viaje no incluía el desayuno…En el vagón que íbamos, a decir verdad  había pocos lugareños, en su mayoría éramos extranjeros, así que nadie puso problema cuando cobraron el desayuno.

Antes de entrar en detalles sobre este trayecto empezare por contarles el porqué de escoger esta ruta para conocer una parte de India, el norte más conocida como la región del Rajasthan alberga varias ciudades que uno las puede visitar a manera de tour sin desviarse mucho, para que se hagan una idea (los que conocen Colombia) sería como ir desde Ipiales hasta Bogotá pasando por pasto, Popayán, Cali, Pereira, Manizales, Ibagué y finalmente llegar Bogotá, es decir por temas logísticos como es el caso de la línea de trenes es más fácil agarrar un tren en Delhi y llegar hasta Udaipur, pasando por Agra, Jaipur, Hanshe, Pushkar, Jailsalmer, que ir desde Delhi a Varanasi y volver, es decir, uno puede viajar como quiera y a donde quiera según sus medios y tipo de viajes, pero nosotros seguimos las recomendaciones de distintos blogueros e hicimos algunos cambios, pero al final uno se mueve como lo digo por logística de esta forma.

En google maps tengo la ruta del viaje por   si le quieren dar una hojeada (ver ruta)

Seguimos…

Eran las 9:30 de la mañana y por el altoparlante del vagón se anunciaba la llegada a Agra, había sido un viaje tranquilo, desde la tierra amarilla de Delhi habíamos pasado  por campos de trigo y arroz y vuelto a la tierra amarilla con un poco de verde de Agra.

Agra es una ciudad ubicada  a orillas del río Yamuna, en el estado de Uttar Pradesh. Es una de las ciudades más pobladas del Estado de Uttar Pradesh y la vigésima cuarta más poblada del país. Fue la capital del Imperio mogol entre 1556 y 1658, La ciudad fue fundada entre 1501 y 1504 por Sikandar Lodi, sultán de Delhi, que la convirtió en su capital, entre mediados del siglo xvi a mediados del xvii la ciudad tuvo su máximo apogeo y esplendor y fue en el reinado de Sha Jahan en donde se construyó el Taj Mahal  en 1631  como un homenaje al amor  de este por su esposa.

El tren paro, no lo hizo en la estación principal,  más bien nos dejó a un lado, en una mini estación, al principio nos sentimos un poco desorientados ya que no parecía que estuviéramos en una ciudad sino en un pueblito, pero todo cambio al pasar la carrilera, caminamos un poco y nos encontramos una vía principal, ahí estaban parqueados los Rick Shaws, corrimos o más bien algunos niños corrieron hacia nosotros ofreciendo un servicio de carga, a lo cual nos negamos, estábamos bien y continuamos caminando hasta llegar a donde estaban la mayoría de los carritos parqueados, ahí estuvimos unos 5 min, contrario a lo que pensábamos no hubo aglomeración  de guías , al final solo un personaje se nos acercó, nos sonrió e inmediatamente con K supimos que era el indicado, a veces te tienes que dejar llevar por la intuición y la energía de las personas,  el universo es muy sabio y  te manda personas a tu vida que llegan así sea poco tiempo y te cambian, este sr fue esa persona, posiblemente una de las personas que más no enseño, además de ser nuestro guía, chofer, amigo.

Joshua era su nombre, era Hindú pero profesaba  el cristianismo, un tipo de un alma muy pura, una energía muy limpia, de origen humilde pero de gran sabiduría, cada vez que sonreía nos alegraba, sabia de historia y conocía muy bien su ciudad, manejaba con prudencia y fue quien nos dio una cátedra sobre la felicidad.

Lo primero que hicimos fue pedirle que nos llevara a un hotel cercano al barrio del Taj Mahal, Joshua hablaba inglés y fue sencillo hacernos entender, queríamos algo sencillo, pero a la vez seguro y que quedara cerca al Taj Mahal y eso fue lo que nos encontró,  el hotel se llama Hotel maya http://www.mayainmagic.com/ ,  pautamos la tarifa a 1400 rupias por la habitación doble, eso es más o menos unos 70 mil pesos colombianos, así que cerramos el negocio bajamos las maletas, y listo, ya instalados  y siendo las 10 am cerramos la habitación  y salimos a conocer Agra, mientras tanto afuera Joshua nos esperaba en su Rick Shaw pensando en la ruta que nos iba a ofrecer ya que en el trayecto de la estación de trenes al hotel lo habíamos contratado todo el día, esto a veces como les he contado parte de la buena energía que percibamos por el guía o la persona que se ofrece a ayudarnos, por ejemplo en Jaipur no nos fue tan bien, pero eso es otro capítulo…

Joshua comenzó el tour llevándonos a comprar manzanas para luego llevarnos a un lugar en donde habían muchos monos juguetones y con mucha hambre, fue algo nuevo para nosotros y a la vez divertido, ver tantos monos revoloteando como alguna vez lo había visto por TV fue sorprendente y en verdad que nos gozamos el momento, seguimos nuestro tour y mientras nos entrabamos en el centro de agra, nos íbamos dando cuenta que a diferencia de Delhi acá si habían muchas vacas en las calles, pero muchas es que estoy hablando que por cuadra podíamos contar más de 20, nuestro guía chófer nos había hablado que agra tiene muchos mausoleos o tumbas, pero que son 4 los más importantes y que cada uno se sitúa en cada punto cardinal, son muy similares en cuanto la arquitectura y diseño, pero hay uno que es  más grande: el Taj Mahal la cual iríamos más tarde, el primero era la tumba de Akbar o mausoleo de Akbar este es una imponente y gran obra arquitectónica  de la cultura mogol de la India,  fue construida entre 1605 a 1613 en un recinto cerrado y ajardinado que ocupa 48 hectáreas y esta ubicada  en Sikandra un suburbio de la ciudad en la carretera de Mathura aproximadamente  a unos 8 km al noroeste de Agra, los otros dos mausoleos  son la tumba de Mariam, la esposa de Akbar y madre de Jahangir, el viaje en Rick Shaw dura unos 20 minutos desde el centro, en el viaje se puede apreciar el cambio de vegetación de agra, saliendo de una parte árida y tierra amarilla a una más verde y llena de árboles.

El ingreso al mausoleo es barato, creo que pagamos 150 rupias por cada uno, más 20 de parqueadero, de verdad que vale la pena visitarlo, es un gran jardín en donde te puedes encontrar con ciervos, ardillas, lagartijas y más animales al aire libre,  y lo mejor de todo, hay poca gente y eso  hace que tanto el ingreso como la   toma de buenas fotos se haga más sencillo; justo ese día había un grupo de niños visitando el mausoleo y pudimos tener una experiencia súper bonita de como desde muy niños la cultura y el respeto por estos lugares en este lado del mundo es vital en su formación.

Pude también comprobar que Agra  e india en general no solo  alberga infinidad de personas con infinidad de creencias, sino que también  su arquitectura así lo demuestra, me explico, en la foto siguiente pueden apreciar las 3 religiones más importantes de India plasmadas en las construcciones: el arco, perteneciente a los cristianos (arquitectura romana), la media punta o bóveda perteneciente a la cultura y religión islámica y el cuadrado perteneciente a la cultura mongólica es decir el budismo, así 3 religiones en un mismo edificio, así es india, un lugar en donde tu conductor es cristiano y cree en Jesucristo, el guardia del lugar es hinduista y la maestra de escuela es budista y todos se respetan y viven felices; y  hablando de felicidad  y  de mi búsqueda interior, Joshua en mi criterio nos dio una catedra  sobre la misma, como les había contado en capítulos anteriores, una de las preguntas reiteradas  que les hacía a la mayoría de personas con las que  nos relacionábamos, era que si eran felices.

Tuma de Akbar

Aca podemos apreciar los 3 tipos de figuras asociadas a las 3 principales religiones de la India

@jcmisnaza

Detrás de mi, la Tumba de Akbar junto con sus amplios jardines

Bueno, eso le pregunte a Joshua  mientras volvíamos a Agra, el me contesto en primer lugar, por qué él era feliz y que lo hacía feliz.

Paro el Rick Shaw, nos miró y miro sus manos, y dijo, “mira Julio, tengo un cuerpo, unas manos, unas piernas , respiro, hablo, veo y eso me permiten conducir y llevar comida a mi hogar” luego tomo con sus manos unas imágenes religiosas que colgaban de su espejo retrovisor y dijo: “tengo un Dios, tengo algo en que creer”, seguidamente saco su billetera y nos mostró una foto de sus dos hijos y esposa, y asintió: “tengo una familia, quienes son los que me impulsan a seguir adelante” y por último y no menos importante dijo: “Julio, siempre se buena persona, recuerda que todo lo que das se devuelve, así que, siempre has el bien y regala una sonrisa, necesitas algo más para ser feliz?” Joshua era un padre de familia, vestido con ropa muy humilde para ser visto con ojos de occidental,  un conductor de taxi,  una persona que no había terminado su bachillerato pero que  nos dio la mejor lección del viaje y por no decir de nuestras vidas, como les conté al principio, el universo es muy sabio y te pone las personas indicadas en el momento correcto, este era nuestro momento, porque no fue antes ni después, fue allí, en medio del caos de una ciudad lejana y desconocida, hablando con un desconocido y sentados en un Rick Shaw, cargados con lo necesario, sin títulos, ni ropa de marca, éramos solo los 3 y algo superior, fue y será uno de los mejores recuerdos y enseñanzas  que me ha regalado India, gracias Joshua, gracias universo, gracias K.

Próximo destino, el palacio del mármol blanco, India se caracteriza por tener unos de los mármoles de mejor calidad del mundo y agra no era la excepción, así que Joshua nos llevó a este palacio situado en el centro de la ciudad  el cual tenía una cantera y en donde pudimos apreciar el proceso de convertir los bloques grandes y pesados en finas y lajas piezas; la visita fue rápida, algunas fotos y listo, la entrada era gratis.

Se acercaba la hora del almuerzo y a Joshua se le ocurrió llevarnos a un lugar muy particular, no nos dio pistas, solo nos sonrió y sabíamos que no nos defraudaría, cuando  menos pensamos, estábamos a las afueras de Delhi al  otro lado del rio Yamuna y justo detrás del Taj Mahal, un lugar conocido como metha bagh,   o jardines de la luna y  en cual se puede apreciar el lado posterior del templo del amor y lo mejor con pocas personas y en una absoluta tranquilidad.

El taj mahal visto desde atras

Ya con hambre y cerca de la 1:30 de la tarde, fuimos a una casa de cambio  y luego a almorzar, dejamos que Joshua escogiera el lugar  y el menú, no  podía ser otro que Pollo hindú al curry  algo muy tradicional, una sopa de pollo cargada de masala  y un sabor netamente hindú, yo feliz porque el picante  era supremamente delicioso y el sitio era muy particular, en resumen, esa mañana salimos  llenos no solo nuestros estómagos sino nuestros espíritus…

2:15 pm, Se acercaba el momento de conocer el Taj Mahal, por recomendación de Joshua y dado que habíamos llegado a Agra a las 9 am ya  nos habíamos perdido el amanecer, por ende nos tocaba  ir en la tarde tipo 3 pm para poder apreciar uno de los mejores atardeceres , Joshua nos había contado que los extranjeros teníamos una fila preferencial así que a pesar del tumulto la entrada no iba a ser un problema, teníamos el tiempo suficiente para ir al hotel a cambiarnos ya que K quería quitarse los jeans y ponerse algo más sobrio y acorde con la ocasión…

Salimos del hotel a las 3 menos 10, nos subimos al Rick Shaw de Joshua  y en menos de 5 minutos estábamos bajándonos del tuk tuk, él nos había dejado cerca a la puerta oeste, nos había  indicado hacia donde debíamos caminar y en donde comprar el ticket de ingreso, este es otro cuento, el ticket de ingreso para extranjeros tiene un valor de 1300 rupias, algo más de  $60.000 o 17 euros para que logren entender, con el ticket te dan una botella de agua, acá hay que aclarar algo, el tema de la compra de tickets, algunos aconsejan comprarlos de manera anticipada por internet, otros como nosotros los compramos allí mismo, eso  depende de la época en la que viajes, hay épocas en las que hay más afluencia de personas y eso que sea más difícil el ingreso, por fortuna en los meses que viajamos (finales de noviembre) no fue mucho problema.

Para ingresar al Tal Mahal hay 3 entradas, sur, este y oeste, nosotros ingresamos por el oeste y la verdad fue muy rápido, a pesar que había mucha gente, el lugar y sus jardines son tan grandes que luego de pasar el primer control la multitud se dispersa y ya puedes caminar más relajado.

Una vez pasamos el primer control las emociones comenzaron a florecer, a decir verdad estar acá era para nosotros una meta cumplida, recordaba cuando K les hablo a sus amigas de oficina de su próximo viaje, ellas se imaginaban un tour por Europa o   Miami,  o san Andrés, pero jamás pensaron que hablaba en serio, ella quería conocer el Taj Mahal y yo quería conocer India, más allá de sus templos quería conocer su cultura, quería estar parado en un lugar lejos de casa, siempre me ha gustado la sensación de estar perdido, tengo la gran habilidad de ubicarme fácilmente, gracias a los scouts de niño desarrolle eso y se me hace  fácil hacerlo, por eso cuando me siento perdido en un lugar nuevo me gusta, me reta, es algo que disfruto, pero volvamos al momento de ingreso al mausoleo.

K siempre fue una mujer muy espiritual y de hecho tenía la  gran habilidad de generarle paz a las personas que la rodeaban, por eso para ella estar allá significaba algo muy brutal para su vida, yo entendía eso y respetaba mucho su momento, para los dos fue una meta cumplida, más que un sueño y así agarrados de la mano y con mi gopro prendida empezamos a caminar hacia la puerta principal, el corazón latía más rápido, seguimos caminando y de un momento a otro levantamos la mirada y apareció frente  a nosotros el TAJ MAHAL, solo atine a decirle a K : “amor lo logramos” y eso habíamos hecho, habíamos recorrido más de 15.000 kms desde nuestra apto en Normandía , un barrio al occidente de Bogotá y acá estábamos, en una de las maravillas del mundo, parados frente a esta y con muchas personas de distintas nacionalidades a nuestro alrededor, el momento fue sublime, realmente  valió la pena haber renunciado a todo e ir tras nuestras metas, al menos para mí si lo fue, K en cambio logro cuadrar sus vacaciones y ella al volver tendría trabajo, yo estaba a la deriva pero que Hps, valió cada momento, ahora que lo recuerdo por eso es que viajo, para poder llevarme el día que me muera estos recuerdos que son solo míos, estas experiencias que nadie me las podrá quitar, esas fotos que cada jueves en un TBT me hacen recordar un gran viaje, eso y estar parado allí a mis 30 años y poder decir lo logre hp.

Así transcurrió el momento, nos paramos a la entrada queriendo plasmar el momento en una foto, pero la cantidad de personas no nos dejaban, pero como todo en la vida paso, fuimos pacientes  y aunque parezca extraño, pasaron unos 10 min y el lugar se empezó a despejar, serían las 4 pm pasadas y aun nos faltaba llegar al mausoleo principal, así que bajamos unas pequeñas escaleras y seguimos hacia adelante, para nuestra sorpresa  la fuente de agua que uno veía en las fotos estaba vacía, pero eso no importaba, el lugar es muy bonito, incluso estando  la fuente sin agua; no sé si todos lo sepan, pero el Taj Mahal es una tumba, la historia de amor que está detrás de este monumento hecho en mármol blanco es de admirar, El príncipe Shahbuddin Mohammed era un man que tenía muchos medios económicos,  un día este príncipe  se enamoró en un bazar de la princesa Arjumand, de sólo 15 años,  y la conquistó comprándole  un collar de diamantes que valía 10.000 rupias ($470.000 en esa época); Se casaron cinco años después, tiempo durante el cual no pudieron verse ni una vez, la boda como era de esperarse fue de todo un lujo en el año 1612, ella aunque no era su primera esposa, era sí su favorita.

Pero años después el Rey sufrió la peor tragedia de su vida, su amada y favorita esposa no resistió el parto de su 14º hija, ella  en su lecho de muerte,  le pidió a su rey que construyera en su memoria un monumento sin igual en el mundo, y el man le hizo caso y construyo el Taj Mahal en su memoria, para hacer realidad la última voluntad de su amada  contrató a 20.000 obreros para construir el que sería el mejor mausoleo del mundo y un ejemplo de simetría. El mausoleo de Taj Mahal, tiene ese nombre en honor también a su esposa, Mumtaz-i Mahal, cuyo nombre significa Perla del Palacio.

22 años después y una construcción hecha con los mejores materiales del mundo oriental dieron vida a esta maravilla admirada en todo el mundo y en  donde hoy estábamos parados.

Este tipo de relatos son lo que me llenan y me animan a conocer lugares y sitios nuevos, porque  están cargados de historia, de relatos, de personajes y hechos que a veces solo leemos en los libros (será por eso que a EEUU solo he ido a Miami un par de días).

Seguimos caminando  hacia el mausoleo, la fuente mide 300 mts, la tarde comenzaba a caer, paramos un momento y nos sentamos a contemplar el ir y venir de las personas, yo buscaba un buen ángulo para una buena foto y K era asediada por algunos lugareños, claro ya nos había pasado en Delhi  y no nos tomó por sorpresa que se quisieran tomar una foto con ella, yo ya pasaba como un hindú más y tomaba eso a mi favor.

Llego la hora de hacer la cola para ingresar al mausoleo, se me olvidaba decirles, a la entrada además de la botella de agua, nos dan unos protectores para zapatos, eso es porque al mausoleo no se puede ingresar sin ellos y también son restringidas las cámaras y trípodes, para que lo tengan en cuenta…

Serían las 4:30 pm cuando empezamos a hacer la fila, nos tardamos creo unos 40 min en llegar adentro de la tumba, ya adentro de esta se puede apreciar el gran trabajo y el detalle de su construcción, el mármol es realmente fino y blanco traído en elefantes desde las canteras de Jodhpur, con esquinas perfectas, círculos simétricamente perfectos, las ventanas son de jade y cristal de la China,  adornados con turquesas del Tibet,  lapislázuli de Afganistán, crisolita de Egipto, ágata del Yemen, zafiros de Ceylán, amatistas de Persia, coral de Arabia, malaquita de Rusia, cuarzo del  Himalaya, diamantes de Golconda y ámbar del océano Indico, las cuales filtran la luz natural y la traduce en mil colores es decir es una obra muy bella y también muy costosa.

El Taj Mahal no se trata de un solo edificio, sino de todo un complejo de grandes dimensiones. En total 22 pequeñas cúpulas  simbolizan los 22 años que duró la construcción del Taj Mahal. Sobre el edificio hay una gran cúpula en el centro que es la Corona del palacio, Taj Mahal. Rodeando a esta hay cuatro chattris de cúpulas más pequeñas; y en los extremos de la plataforma se alzan cuatro minaretes culminados en cúpulas más pequeñas aún, construidos con cierta inclinación hacia afuera para que, en caso de derrumbamiento, no caigan sobre el edificio principal, en resumen es una belleza  por dentro y por fuera, y al estar allí  se siente la energía que irradia.

Estuvimos adentro unos 15 min y ya había poca luz en el exterior y no queríamos perdernos el atardecer así que salimos y aproveche para hacer algunas tomas en la terraza de mármol, bajamos y nos situamos en uno de los jardines laterales y esperamos unos minutos mientras contemplábamos el lado lateral de la cúpula, sabíamos que esta podía ser la única vez que estábamos acá  y quién sabe si volveríamos; nos tomamos un tiempo para agradecer al universo por habernos traído y lloramos de felicidad.

Taj Mahal

la puerta de ingreso

Taj Mahal

A dream come true

P1030296

Siempre será difícil despedirse de algo o de alguien, ese sentimiento de no querer irte a veces te invade y esta vez no era la excepción, no queríamos voltear y decir adiós, (ahora que lo recuerdo, lo mismo sentí en MacchuPicchu), es algo extraño, pero debíamos asumirlo, el viaje debía continuar y así lo tomamos, esperamos a ver el atardecer( tal vez no sé si lo haya dicho, pero el sol de India es muy diferente al resto del mundo, es un sol brillante, rojizo, hermoso y su beso sobre esta tierra sagrada es aún más bello) y nos fuimos caminando hacia nuestro hotel pasando  por uno de los barrios más humildes en los que hayamos estado en India, pero también donde encontramos muchas sonrisas.

Taj Mahal

Acá se aprecia que la fuente de mármol no estaba llena, pero aun así es hermoso y mágico el lugar

@jcmisnaza

The sunset in Taj Mahal

Este fue nuestro paso por Agra y por el Taj Mahal, al día siguiente saldríamos hacia Jaipur, aun no sabíamos cómo íbamos a viajar pero  sabíamos que nos esperaba más aventuras, India es increíble y jamás defrauda.

 

Anuncios
de jcmisnaza

India, Capitulo 2

INDIA, CAPITULO 2

Antes de empezar a escribir sobre el viaje, quiero ofrecerles excusas por tardar tanto, mi memoria esta aun intacta y  gracias a las fotos en flickr  y google fotos  ha sido fácil recordar detalles, pero dichos detalles han sido los culpables de que casi no volviera a escribir… a veces en la vida tienes que tomar decisiones, y esas decisiones siempre tendrán consecuencia, positivas o negativas, eso depende de cómo las tomemos, pero la vida sigue y con ella los relatos, así que luego de esta catarsis seguimos…

Dubai, 18 DE NOVIEMBRE

Abordamos el avión en Dubái con destino a Delhi, eran como las 6 am cuando arrancamos, el viaje duraría unas 4 horas, a las 10 am estaríamos aterrizando en el Gandhi Airport de  Delhi, no sin antes haber tenido que cambiar mi desayuno porque pedí el vegetariano y la verdad no es muy bueno después de 18 horas de vuelo, desayunar verduras ( no se pongan  a inventar, los huevos el pan y el café son internacionales  y ricos)… en fin… a medida que la aeromoza anunciaba la llegada, nuestros corazones se agitaban ,el destino esperado, luego de horas de viajes, mas de 100000 Km lejos de casa, estaba a punto de abrirse a nuestros ojos…

DELHI, de verdad yo en la vida pensé estar parado allá, sí, siempre había pensado en viajar lejos y conocer lugares que sólo había visto en fotos o en el mapamundi de 3ero de escuela, pero así es la vida, te pone en el momento exacto en el lugar exacto, así que ahí estábamos,  aterrizando en la tierra de Gandhi,  un lugar quede entrada sabía que nos iba a sorprender…

Aterrizamos en un aeropuerto grande pero muy modesto, claro en comparación con el de Dubai, el Indira Gandhi está situado relativamente cerca de la ciudad,  a 16 km, de hecho el airbnb que habíamos reservado quedaba muy cerca del aeropuerto, eso fue una gran plus que nos hizo decidir quedarnos en casa de doña Myrdula.

Bajamos con nuestro equipaje de mano ya que como les había contado en el  capítulo pasado, la maratónica carrera de un avión a otro en Brasil, hizo que nosotros pasáramos, pero nuestras maletas si se iban a demorar… eso lo habíamos previsto, llevábamos la misma ropa 2  días, de verdad no nos importaba y ya pisado tierra Hindú eso era lo de menos, así que apenas bajamos del avión fuimos a informar y llenar unos formularios, pero ohh sorpresa, a pesar de que nuestro ingles no es el más malo del mundo ni el más fluido, el acento del inglés en India es extrañamente difícil, ese legado inglés ,ha hecho que en verdad sea  muy difícil entenderlo, eso lo comprobamos con la señorita del counter de Emirates; pero lo logramos, en nuestro ingles le pudimos informar de lo acontecido con nuestras maletas, ella lo primero que nos pidió fue la dirección de nuestro hotel, yo siempre en mis viajes llevo el iPad, en donde guardo lo mapas, libros y las guías de viaje, es una buena herramienta y permite tener a la mano la información, como en este caso la dirección y ubicación del airbnb.

Solucionado el lio de nuestras maletas, nos dijeron que estas llegarían al siguiente día a la dirección que dejamos en el counter, nos dispusimos a salir del aeropuerto no sin antes cambiar el dinero que llevábamos  a la moneda local, cada uno de nosotros cambio 500 euros, en total los 1000 euros contabilizaban unas 77.000 rupias, acá un tip de viajero, es bueno averiguar el salario mínimo del país al que se va a visitar para hacerse una idea del costo de vida , en este caso, el salario oscila entre los 300 y 400 euros mensuales, así que con esa base asumimos que el primer mes de viaje lo cubriríamos, guardamos lo billetes de mitad para cada uno y  con la dirección en mano y en nuestro ingles colombiano logramos tomar un taxi, en Delhi no hay mucho lujo de por sí, o como escribía en un post de Instagram, allá está el hotel más lujoso del mundo, y si tú quieres y pagas , podrías tener las vacaciones más lujosas de la temporada en India, pero No era nuestro caso, a la India hay que vivirla, sentirla, olerla, tocarla, caminarla, la india es de contrastes,  es ese olor a flores, a sahumerio, colores vivos, bullicio, el orden del caos, es, en serio 30 años de ver la vida de manera distinta, eso sentí al subirme  al taxi y ver a través del vidrio a una sociedad distinta, una sociedad bullosa y a la vez tranquila, una sociedad “pobre” en el sentido occidental pero rica espiritualmente; eran las primeras horas en Delhi y yo ya había saciado mi curiosidad al preguntarle al taxista, si era feliz, posiblemente fue la pregunta que más  repetí a todas las personas con las que me topaba; unos meses atrás había visto un documental en Netflix llamado “Happy” en este hacían un comparativo entre los índices de felicidad de un estadounidense clase media alta y un hindú, el hindú vivía más feliz, tenía menos cosas materiales pero era más rico espiritualmente, sobre esta idea era que yo preguntaba y sobre esto base gran parte de mi viaje.

En fin, 20 minutos después llegaríamos a la localidad de Mayapury, situada al oeste de Delhi en un barrio de clase media en donde estaba ubicado nuestro apartamento, una parada en una tienda comprar una sim  y seguimos, al final el taxista no nos pudo dejar en la dirección exacta pero nos dejó cerca, preguntando se llega a roma y 2 cuadras más adelante llegaríamos a un edificio de 4 pisos, polvoriento, con las escaleras por fuera y un tanto acabado, En India nos contaban luego de invitarnos a tomar un té chai, que  tener una casa es un privilegio y más un apartamento para arrendar, Myrdula era la dueña, una madre de 3 hijos varones, los cuales no Vivian en India, dos de ellos estaban viviendo en Holanda, y el otro en Canadá, uno de ellos fue quien le abrió la cuenta en airbnb y puso el apto en línea, nos decía la señora que el tema de castas es un problema para las nuevas generaciones, los cuales optan mejor por abandonar el país y seguir sus sueños.

Nos ubicamos en el tercer piso del edificio, el apto tenía dos habitaciones, dos baños, una sala y una cocinita para hacer comida en caso de que quisiéramos; eran las 2 de la tarde cuando nos instalamos y lo  único que queríamos luego de más de 24 horas de viaje directo, era una ducha y dormir un poco,  pero ya el jetlag había hecho de las suyas y no teníamos sueño, así que decidimos salir a explorar el barrio y entre vueltas y vueltas  terminamos yendo a la terminal de trenes de Delhi al otro lado de la ciudad a comprar el boleto  de tren  de Delhi a Agra, ciudad donde está el Taj mahal, habíamos leído que estos boletos eran muy difíciles de conseguir por eso fuimos el mismo día, pero no , no era verdad, es más existe hasta una sala especial para extranjeros para comprar los dichosos boletos, compramos los boletos conocimos el tráfico de Delhi y fuimos felices, regresamos en el Rick Shaw al apto no sin antes pasar por una tienda comprando algo de comer, a mi compañera de viaje no le agradaba la idea de comer en la calle y menos picante, así que mientras nos acoplábamos comimos algo suave.

Nuestro plan  (valga la ocasión para decirles, los días viernes el Taj mahal no está abierto) dado que fue un jueves el día que llegamos, fue  aprovechar el viernes todo el día para conocer Delhi, sumado a que nuestras maletas llegaban ese mismo día, así que todo salió a la perfección, el jueves descasamos, compramos  los tickets, comimos ramen  y atún, cenamos y  dormimos.

Viernes, 20 de Noviembre

Al siguiente día nos levantamos tipo 8 am, hicimos desayuno y salimos a explorar Delhi, en un principio tomamos un Rick Shaw, estos vehículos son de lo más en común en toda india, se los conoce también como Tuk tuk , son en su mayoría motorizados, aunque en los barrios como en este caso funcionan con una persona que pedalea en su bicicleta y lleva en la parte de atrás un remolque perfecto para llevar dos personas, tomamos uno de estos y nos llevó unas 6 cuadras adelante en donde quedaba una estación del metro, saque la guía de Lonely planet y ubicamos el mapa de las líneas del metro, la verdad moverse en Delhi en metro es sencillo, hay 8 líneas, cada una tiene un color diferente, en nuestro caso tomamos la naranja que une el aeropuerto con el centro de la ciudad y es la línea que viaja a mayor velocidad que el resto de líneas. (Ver mapa); esperamos en la plataforma y subimos, la verdad a esa hora (media mañana) no estaba tan abarrotado el sistema, logramos ubicarnos bien y observar las paradas con tiempo para no perdernos.

Nos bajamos en la estación de Chawri bazar y caminamos unos metros y ya estábamos en el barrio de Old Delhi, un sector lleno de actividad comercial, bazares, venta de especias por kilos, era una locura, yo estaba perdido en los olores que emanaba la ciudad, masala revuelta con clavos, con canela y pimienta negra, para mí un amante de la cocina era el paraíso, así que lo disfrutamos, comimos comida callejera, probamos postres, nos medimos ropa de gala, comimos maní, y caminamos bajo un sol rojo por uno de los barrios más emblemáticos de Delhi, Old Delhi.

P1030108

Vista de Delhi en el barrio Old Delhi @ jcmisnaza

 

Almorzamos no recuerdo exactamente y luego tomamos un tuk tuk hacia el fuerte rojo, solo habíamos estado a unas 5 o 6 cuadras pero igual disfrutamos del paseo; como les venía contando, uno de los puntos a visitar en esta gran metrópoli, es el Red fort o fuerte rojo o fuerte de Delhi, es llamado también Lal Qila (en hindi) por el color de la piedra arenisca con que se construyó, es una especie de castillo  o palacio y su interior está lleno de jardines, también posee un bazar y varias mezquitas, de verdad es una construcción única y es muy importante y visitado por los habitantes de toda Nueva Delhi, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2007, abarcando una superficie protegida de 49,18 hectáreas, es grandecito así que lleven agua y  cámara.

P1020926

Esperen en la próxima entrega, la visita al TajMahal,agra, Udaipur y el paraiso de los Hippies, Pushkar.

metro delhi

 

 

de jcmisnaza

INDIA, CAPITULO 1

Con las maletas compradas en un local cercano a la plaza España, Kathe y yo nos ibamos preparando cada vez más, habÍamos decidido que yo llevaría un bagpack de 40L y ella uno de 20L, no preparamos mucha ropa, una buena chaqueta térmica( northface), un par de toallas de secado rápido, un par de jeans, un camuflado, 3 o 4 camisetas, zapatos tenis, ropa interior y unas botas de trekking, en mi criterio uno debe viajar lo mas liviano posible, pero debe llevar siempre lo necesario, en nuestro caso no llevábamos mucha ropa, pero si llevábamos 3 maletas, las dos maletas de bodega y un morral pequeño para guardas nuestras pertenencias y cosas delicadas tales como las cámaras, celulares, cargadores y documentos.
El morral pequeño es vital en cada viaje, ya que cuando sales a conocer los lugares es mejor siempre llevarlo y dejar las maletas grandes en los hostales.

Kathe ya tenía programas sus vacaciones pagadas, en mi caso el proyecto a iniciarse al año siguiente se había adelantado dos meses antes y yo estaba a cargo, esa noticia me habia tomado por sorpresa pero, como lo dije antes, el viaje estaba programado y si me tocaba renunciar lo haría sin ningún inconveniente, tuve una pequeña reunión con el PM y aunque no le gustó mi decisión ni tampoco lo entendía, me firmo mi carta de renuncia y sali de su oficina con la cantaleta de ser el hombre mas irresponsable del planeta (según él) y yo con mi posición de ser el hombre que siempre pondré mi felicidad por encima de sueldos y trabajos.

Con la decisión tomada y el saber que el año que venía iba a ser un desempleado y sobre todo el haber renunciado al único trabajo que he tenido como empleado me dieron mas fuerzas para realizar el viaje.

india 1

Los ultimos dos días los usamos para revisar todo, pasajes, maleta, plata, documentos, despedirmos de los amigos y listo, a las 4 pm del  17 de Noviembre salimos de Bogotá rumbo a Sao Paolo via Avianca, si todo salia bien a las 10 pm hora colombiana, 12 pm  hora brasilera estariamos aterrizando en Guarulhos, pero ohh sorpresa, las 6 horas que separan a Bogota de Brasil se alargaron y empezamos el viaje haciendo una maraton por el aeropuerto de Sao Paolo, cargados con la maleta de mano y sudando por todos lados, les cuento, la conexión  en Brasil era de una hora, tiempo suficiente para bajarnos del avión, comer algo y tomar el emirates que nos llevaría a Dubai, pero no fue así, el vuelo a Dubai despegaba a la 1:11 am hora brasileña, 11:11 hora Colombiana, eran las 10: 28 y el avión aun no aterrizaba, kathe y yo junto con una pareja de recien casados que viajaban a Bangok hablamos con la azafata minutos antes  de que el avion iniciara el aterrizaje y le pedimos, casi le suplicamos que nos hiciera salir del avión lo más pronto posible; asi pues el avión aterrizo a las 10:37 hora de mi celular y los 4 estabamos parados en la puerta, dispuestos a iniciar la maratonica carrera  de mas de 2 k dentro del aeropuerto  para llegar a abordar el otro avión, menos mal ya Avianca había infomado que habían 2 parejas de Colombianos corriendo como locos para alcanzar el vuelo a Dubai, tal vez haya sido cosas del universo o que se yo, pero el todo es que a las 11 en punto estabamos tratando de hablar en Portugues con la niña del aeropuerto exponiendo nuestra situación y de la nada aparecio un tipo y nos hizo pasar directamente al avión, 10 minutos mas tarde, este despegaba , un Airbus A340 con capacidad para 375 almas mas 30 de su tripulación.

Ya estando dentro del avión nos sentimos mas relajados, nuestra aventura había comenzado y el primer obstáculo lo habíamos superado; nos esperaban, 14 horas de vuelo, tiempo en el que jamás vimos salir el sol, arrancamos de noche y llegamos a Dubai en la noche, fue un poco extraño por la cantidad de horas en el aire, pero muy cómodo, de verdad de Emirates es una cosa de locos, buen servicio, buena comida, cobija, medias, kit de aseo, en fin… todo muy chévere para que nos sintíeramos muy a gusto durante todo el vuelo.

DCIM100GOPROGOPR1993.

Interior del avión de Emirates

Las  14 horas pasaron “volando” yo dormía por momentos y me despertaba a ver por la ventanita y solo veía oscuridad y la pantalla del espaldar trasero del asiento, en donde si querías veías pelis o sino podías ver en que lugar iba el avión, era extraño, jamás  había pasado tanto tiempo en el aire, en buses había soportado hasta 19 horas, pero estar allá arriba y viendo como la línea imaginaria que dibujaba en avión en la pantalla cada vez se hacía más larga, solo pensaba en cuan grande es el mundo, cuando grande es el universo y que tan pequeños somos, ahí mientras el avión sobrevolaba el atlántico recordaba mi niñez, mi familia y atinaba a decirle a kathe, que me daba un poco de miedo volar, pero pese a eso, estaba muy  feliz de conocer nuevas tierras y  más una  ciudad como Dubai, confieso que cuando nos llegó el itinerario de viaje no dude en escoger esta ruta, tal vez me intrigaba la opulencia Arabe, o tal vez el universo nos puso ahí para poder comparar la grandeza de las cosas, versus la grandeza del corazón.

Aterrizando en Dubai

De Sao Paolo como les conté salimos a la 1 am hora Brasileña, 11 pm hora Colombiana, es decir ya teniámos encima de nosotros como 20 horas de viaje,en mi celular (con hora Colombiana)eran la 1 de la tarde,pero a esto habia que sumarle las 9 horas de cambio de horario, eso hicimos, y de un momento a otro ya estabamos coordinados, eran las 10 de la noche en la ciudad de la opulencia y el lujo; nuestro vuelo siguiente con destino a Nueva Delhi, estaba programado para las 5 am del siguiente día, por lo tanto teniamos un tiempo para descansar, conocer un poco al menos el aeropuerto y prepararnos para llegar a nuestro destino; así que eso hicimos.

Dubaien árabe, دبيّ, Dubay, es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos, cuya capital es la ciudad homónima. Está situado en la costa del golfo Pérsico, en el desierto de Arabia; con su gran crecimiento anual Dubái ha desbancado a Abu Dhabi en términos de población, a  principios de 2016 Dubái contaba con 2.500.000 habitantes, lo que representa un 27% del total de Emiratos Árabes Unidos., la moneda oficial de Dubái es el dirham (Dh, AED) para que lo tengan en cuenta, cada dirham se divide en 100 fils. El cambio aproximado es de 4,5 dirhams por euro, pero por lo que vimos, en el aeropuerto puedes pagar con euros, eso si, es carito, con decirles que Kathe se antojo de una malteada y pues costo 10 euros, hagan cuenta, para nosotros como Colombianos, pagar por una malteada más de $ 30,000 si es carito, pero pues era el aeropuerto de Dubai y toco.

Del resto como les contaba es lujo puro, los relojes del aeropuerto son rolex, encuentras tiendas super exclusivas, en fin, para quienes les gusta este tipo de excentricidades, Dubai es perfecta, nosotros, solo ibamos de paso y asi lo tomamos.

Se preguntarán donde pasamos la noche, pues como buenos mochileros dormimos en el aeropuerto, en nuestro criterio este aeropuerto es uno de los mejores a nivel mundial, no solo porque te  sientes”ciudadano del mundo”, (es decir era increíble la cantidad de nacionalidades que convergen en este sitio, gente de todos los países, credos, religiones, vestimentas); sino por sus cómodas instalaciones para poder dormir; y así lo hicimos, descansamos en unos muebles largos hasta las 4 am, hora en que hicimos el check in y entramos a la sala de espera, aclaro acá que la comunicación fue sencilla, nuestro inglés fue entendido, además de las ayudas tecnológicas que el aeropuerto tenía, como por ejemplo, unas mesas tipo pantallas en las cuales mediante el QR  del tiquete, te daba la ubicación exacta de ti y de tu puerta de embarque, cositas chéveres que en verdad ayudan, minutos mas tarde abordamos el avión rumbo a Delhi en donde desde el menú del avión empezamos a sentir ese color y olor hindú.

Dubai Airport

 

 

 

 

 

 

 

 

de jcmisnaza

INDIA, CAPITULO 0

Agra, Diciembre de 2015

Muy cumplidos llegamos a la estación de trenes de Agra a las 9:40 pm, luego de haber dormido casi toda la tarde, Fuimos con Kathe a buscar algo de comida en la zona y a comprar algunos regalos para la Familia, ya que se acercaba la Navidad y Agra es una ciudad económica.

Apenas volvimos al Hotel, nos sentamos a esperar la hora de partir al son de un par de cervezas frías, y  siendo casi las 9:20 tomamos un ricksaw hacia el tren.

Enseguida llegamos preguntamos cual era la plataforma 4 y nos ubicaron de inmediato, caminamos con las mochilas al hombro y sabiendo que habíamos comprado unos tickets de segunda clase nos sentamos a esperar…

Media hora, una hora, dos horas, y nosotros seguíamos sentados ahí, en compañía de ratas, perros y los miles de viajeros que se aglomeraban por sectores y hacían surrealista la escena; muy cerca de nosotros se encontraban un grupo de japoneses, canadienses, Alemanes, austriacos entre otros; me extrañó que todos eran hombres, no había mujeres extranjeras salvo Kathe, hecho que experimentaría mas tarde, cuando varios jóvenes, se acercaron a nosotros para pedirnos una foto, ya sea conmigo o sólo con Kathe.

Lo que vivimos en ese lapso de 5 horas fue muy fuerte desde el punto de vista experiencial, el vernos ahí lejos de casa, con tanta gente extraña alrededor, con frio y hambre,  y sobre todo viendo cuadros muy desgarradores, niños llorando por falta de comida y abrigo, mendigos vomitando y comiendo basura, perros callejeros peleando por un hueso, y ratas, muchas ratas…

Pero como todo en la vida, pasa y así lo tomamos, nos reímos, nos abrigamos más, nos abrazamos y esperamos el tren que llegó casi a las 4 am.

Pero hasta ahí pensábamos que el viaje iba a ser placentero confiados en la segunda clase y lo costoso que salió ese ticket, pero no fue así, apenas llego el tren, empezamos a buscar  nuestros nombre en el vagón asignado y nada, no había ningún nombre, corrimos con nuestras maletas que por cierto ya estaban pesadas, de un vagón a otro hasta que logramos hablar con un supervisor, cuya única respuesta fue: ese ticket no sirve, a lo que yo atine a decir, que por favor mirara el precio del ticket, que no podíamos quedarnos ahí luego de haber esperado mas de 5 horas.

Kathe ya tenía sueño y a lo único que atino el supervisor fue a enviarnos a un vagón del tren el cual apenas entramos nos sentimos como en un vagón de moribundos, el olor era fuerte, y el hacinamiento de viajeros era extremo; nos miramos con kathe y no hubo que hablar, simplemente nos bajamos del tren y dijimos, esta vez no nos convino viajar, esperemos otro tren…

Resignados agarramos las maletas y caminamos hacia donde  la estación de tren estaba iluminada, cuando de repente se acercó un sr, parecía como el mozo de uno de los vagones de primera y segunda clase, lo note porque tenia uniforme, se acerco y llamo al supervisor y le dijo que en un vagón, al cual no habíamos entrado, tenía dos literas desocupadas, el supervisor en su inglés arrastrado nos dijo que tomáramos una de ella, pero solo hasta la mañana, es decir 3 horas más tarde, hora en la que el tren recogía más pasajeros y nos teníamos que acomodar en algún lugar menos cómodo y viajar las 13 horas restantes de esa forma.

Las fotos corresponden a la estación de trenes de Agra, la ciudad donde está ubicado el Taj Mahal  y punto estratégico para los viajeros hindúes, al final fuimos felices después de haber experimentado ese episodio no tan agradable, pero que a fin de cuentas nos enseño a apreciar y  valorar más lo que tenemos y con lo que contamos, nuestra salud, nuestra vida, nuestro hogar…

P1040592@jcmisnaza

P1040593

@jcmisnaza

Así es la india, una tierra de contrastes, una tierra de sonrisas sinceras, de infinidad de Dioses, de hoteles de lujo, de hostales sencillos, de comida callejera deliciosa, de bulla, de desorden, de caos, de amor, de belleza, de espiritualidad; a la  India la amas con el corazón o la odias  si la vez  y la analizas con los ojos y con la razón; La India  no es de grises; es un  país es de muchos colores, olores y sabores, te sacude, te llena, te despierta, te hace ver que el caos es bueno si se tiene un fin en común; y ese fin es la felicidad, no es un mito, en las 8 ciudades que visitamos con Kathe, nos dimos cuenta que la gente era feliz, porque? Cómo lo hacen? Cual es la razón de su felicidad? Las respuestas fueron sencillas: porque en el universo todos los seres somos UNO SOLO, y esa unidad hace que en medio de la bulla, del desorden (una idea netamente occidental) se respeten, se quieran, se toleren…

El Inicio

Un año  atrás o tal vez un poco más, me había entrado la idea de conocer Tailandia, estando en medio del Amazonas  colgado de una hamaca a más de 38 grados a la sombra arriba de un barco carguero, había pensado que ya era hora de volar más lejos, lo confieso, siempre me ha fascinado la sensación de sentirme perdido, de sentirme extraño en un lugar, de librarme de todas los ataduras y títulos sociales  y solo ser, uno más esté donde esté.

Me sentía preparado, por primera vez en la vida había abandonado a mi familia en una de las épocas en donde siempre estuve con ellos: el año nuevo; yo, un adulto contemporáneo de 29 años que había salido de la casa de sus papás a los 16, me había acostumbrado a vivir lejos de casa, pero siempre y de manera sagrada les regalaba a mis papás a mi sobrinos y hermanas, esos 15 días en el año comprendidos entre el 18 de diciembre y los primeros días de enero.

Pero este año todo era diferente, iba a cumplir mis 30 y me había propuesto celebrarlos en medio del rio amazonas, así que organicé un viaje, por una ruta poco conocida y me aventuré a lograr mi cometido (acá puedes leer mas de mi viaje al amazonas Peruano); pero volvamos al barco, como les contaba, mi destino inicial era Thailandia y a como dé lugar tenía que organizar mi viaje, ya tenía todo planeado, iba a ahorrar casi todo el año, compraría el pasaje a inicios del 2015 y de Noviembre hasta diciembre estaría en esas tierras; pero no fue así y lo agradezco, como dicen, todo pasa por algo…

La India, a pesar de haber estado siempre en mi lista de viajes no iba a ser tan próximo, mi idea siempre fue explorar Asia, luego hacer el transiberiano y finalmente ir a la India; pero en los primeros meses del año todo iba cambiando, había encontrado a una compañera de viajes, además de que uno de mis mejores amigos estuvo de intercambio en su época de universidad en esas tierras y me habló maravillas; todo esto sumado también  a que había llegado a mis 30 y no se si a todos nos pase, pero quería un cambio, había pasado de querer ser el empresario  a mis 20, a querer una vida mucho más simple, menos agitada, igual, en esa década había estudiado había viajado, me había enamorado, me había  entusado, había quebrado, había bebido y gozado mucho, y claro quería un cambio.

Y ese cambio llegó recuerdo en una feria del libro, ese día con kathe compramos varios libros, entre ellos uno que hablaba de la India como un viaje sagrado y aunque tenía poco texto,  las imágenes hablaban por si solas, así que lo dije: “bueno nos vamos para la India Kathe”.

Kathe, una abogada, jugadora de fútbol  y  practicante de taekwondo (se pagó media universidad gracias a esto) amante de  las fotografías y con una sensibilidad increíble  se había topado conmigo 4 meses atrás y juntos habíamos hecho clic en muchas cosas… dentro de las cuales estaban  el gusto por la naturaleza, los viajes, la fotografía, los tatuajes y la bicicleta.

Sería ella pieza clave en el viaje; decidido el destino teníamos que empezar a averiguar un poco más, leer blogs, foros, paginas en FB, grupos, en internet hay infinidad de información, depende de cómo queramos usarla y que fin le vamos a dar.

Viajar es uno de los mejores ejercicios para el ser humano, empezando por la planeación, clave es decidir el estilo de viaje, a que me refiero con esto, supongamos que eres una persona que siempre ha estado en una zona de confort, que tu mayor contacto con el mundo real, haya sido comerse un perro en la calle, o jamás te hayas subido a un bus o  no hayas ido de camping cuando eras niño, si eres uno de estos puedes ir  a la India, de hecho uno de los  hoteles más lujosos y costosos del mundo se encuentra en India, el Rajpalace en Jaipur, pero no te lo aconsejo, a la India hay que vivirla tal y como es, no estarías saliendo de tu zona de confort, simplemente serías un turista más que va a un lugar se toma la foto, la sube a redes sociales  y listo. Viajar o mochilear como le digo yo  y puede haber varias opiniones, va más allá de la foto y el tiquete y el hotel,  mochilear o ser mochilero no está  en tu status económico, ni en tus títulos ni en tu cargo, ni en nada de eso que los occidentales consideramos importante, no, es la forma en como ves la vida y en como guardas lo mejor en tu mente y en tu corazón de lugares a los que viajas.

Así que con nuestro estilo de viaje definido empezamos a concretar que ruta haríamos, India es  muy grande, muy grande, son más de 1311 millones de habitantes en una superficie de 3,2 millones de km2 eso es mucha gente y mucha tierra, en este caso si seguimos  los consejos de  la mayoría de guías en internet, haríamos el norte de India, lo que se conoce como la zona de rajasthan y Uttar Pradesh.

Lo primero que teníamos que hacer era buscar el vuelo que desde Bogotá nos llevara a Delhi, para eso usamos skyscaner  esta plataforma es un metabuscador  de vuelos con el que comparas aerolíneas y buscadores de vuelos de una sola vez, así hasta más 1.000 de todo el mundo, y claro entre más comparas, puedes encontrar vuelos baratos y puedes generar alertas para recibirlas en tu correo cuando suben o bajan las tarifas, para nuestro caso, teníamos claro que solo íbamos a necesitar un vuelo largo el de Bogotá a Delhi y pare contar, no nos interesaba si había escalas o que ruta iba a tomar el avión, nos  importaba llegar a India y al menor precio posible.

Pero como el universo es sabio, un par de meses después llego una notificación al mail de kathe anunciando que los pasajes habían rebajado casi un 40% del valor inicial,  para que ustedes se hagan una idea, en primera instancia los vuelos estaban por los 6.5 millones de pesos (2.000 US) y en esta ocasión estaban a 3.8 millones de pesos, era nuestra oportunidad, habíamos definido que nos iríamos lo primeros días de Noviembre y volveríamos antes de Navidad, y así fue que compramos los pasajes con dos escalas, una en Sao Paolo (BRA) y otra en Dubái(EAU).Primera tarea hecha, ya el viaje no tenía reversa, las fechas coincidían con las vacaciones de Kathe y con la finalización de uno de mis proyectos.

Kathe ya había contado a sus amigas que se iba a la India y mientras unas de ellas programaban sus viajes con agencias a destinos típicos o vacacionales, nosotros nos preparábamos para una aventura, ya  sabíamos que ir a la India no era un simple destino vacacional, de hecho como lo dije arriba si puede serlo, pero no lo recomendamos…

Yo un mochilero nato, amante de los paisajes, de la naturaleza, de los tatuajes  de la fotografía, de andar en tenis y camisetas, me había estado desempeñando o disfrazando como lo cuento yo, de  consultor y docente en una  prestigiosa Universidad del país y aunque me gustaba hacerlo, realmente no estaba completamente feliz, por esa razón si el proyecto se alargaba o me tocaba dar clases, tenía claro que renunciaría, ya que nada me podría impedir viajar.

De verdad ahora que lo pienso, la época en la que más deudas adquirí y más gasté, fueron esos 3 años que estuve trabajando… es raro pero el ser humano es un tanto impulsivo a la hora de consumir.. Y consumimos incluso cosas que a veces ni necesitamos, muchos lo hablan, para algunas personas es más importante tener el Smartphone de ultima generación, comprar ropa cada semana y acumularla en el armario, el tv plano, el carro pagado a cuotas; sé que el sistema es un monstruo que siempre querrá tenerte bajo sus garras a través de la deuda, en eso fallan muchas familias, muchas universidades, en brindar una buena  educación financiera incluso mas importante que la religiosa.

Lo digo por conocimiento, entre más ganas más gastas, el éxito en las sociedades moderas  o antiguas ha sido e medido por la acumulación de bienes y dinero  y no por la acumulación de experiencias, en eso, las civilizaciones orientales nos llevan años, y lo iba a corroborar mas tarde estando en India.

Pero continuemos con el relato, teniendo los pasajes listos, era hora de sacar la visa, para los que no lo saben, para viajar a la India se debe llevar visa, esta es sencilla de sacar, nosotros lo comprobamos; a la India viajan pocos Colombianos, así que las colas y largas horas de espera no existen, tu simplemente ingresas a la pagina web de la embajada de India en Colombia( www.embajadaindia.org) y sigues las instrucciones, el valor de la visa está en $340.000, el procedimiento es sencillo, ingresas, descargas los formularios, los diligencias, adjuntas  la información que te solicitan y  te acercas con esa documentación a la embajada que queda en Bogotá en la torre Cusezar en la Calle 116 No. 7-15 Int. 2 oficina 301; la verdad  que yo sepa a muy pocas personas se la han negado.

Confiados en que no nos la negarían, seguimos las instrucciones, incluso llegamos antes de la hora acordada para la cita, pensando que iba a ver mucha cola, pero no,  éramos los únicos, nos anunciamos en recepción y simplemente subimos al 3er piso del edificio, la entrada a la embajada ya nos acercaba un poco más  a la  India, muchos retratos, telares, colores y 3 amables diplomáticos, quienes nos recibieron y nos solicitaron los documentos, una breve entrevista sobre  la razón del viaje, unas simples preguntas sobre nuestro trabajo y listo, en menos de 5 días hábiles nuestro pasaportes llegarían a nuestros domicilios.

La tarea estaba hecha, 3 días después, llego la notificación a nuestros correos diciendo que estaban aprobadas y un día después fuimos por ellas a la embajada, la verdad no nos aguantábamos las ganas de ver en nuestro pasaporte la visa.

visa.jpg

Con visa lista el viaje empezaba a tomar mejor forma, ya estaban los pasajes, ya estaba el visado ahora faltaba algo esencial: la maleta de viaje, en mi caso cada vez que viajo siempre uso un bagpack, va con mi estilo y pues es más fácil de transportarlo, pero cada quien viaja a su manera, lo importante es moverse, no quedarse quieto en un mismo lugar, tomar la decisión de largarse a otro lado, lanzarse, salir de tu zona de confort y experimentar…

Continuará…

En los próximos capítulos les contaré cómo inicia el viaje, ya que aún no hemos salido del país, y falta muchísimo por relatar.

Espero que les haya gustado, no duden en compartirlo y escribirme sus inquietudes y dudas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué significa la eliminación de la Visa Schengen para colombianos y otras cuestiones migratorias

Muy buen artículo

Blog de Banderas

Entonces todos en Colombia están felices porque Europa va a eliminar el requisito de visa para colombianos. Y claro, es una buena noticia sin duda. Sin embargo, hay varias cosas que hay que dejar claras antes de empezar a saltar en una pata y eso es justamente lo que quiero hacer hoy. Además, como a mi me gusta llevarle la contraria a todo el mundo, hoy voy a desmentir a los babosos de El Tiempo que publicaron ayer un artículo titulado “Países que no piden visa a los colombianos” y para el que ni siquiera se tomaron la molestia de hacer la investigación respectiva – cosa que, modestia aparte, sí hizo este servidor país por país . Entonces, vamos con una entrada corta pero que estoy seguro que les servirá mucho a mis connacionales – y pido disculpas a los seguidores de otras nacionalidades pero hay que dedicarle tiempo…

Ver la entrada original 1.525 palabras más

de jcmisnaza

¿Que es ser un mochilero?

Mucho se ha dicho, mucho se ha discutido, alguno se han  rasgado las vestiduras queriendo defender su postura, pero al final solo queda algo que no se discute, y es el sentido de libertad que da el viajar y como nuestra mente se abre a nuevas experiencias, si ustedes se dan cuenta hablo de viajar y lo que conlleva ser un viajero y no ser un turista, que en mi criterio son dos cosas completamente diferentes.

Un viajero planifica  el mismo su viaje, se documenta, lee blogs, páginas web, toma rutas que no todo el mundo conoce y nunca le deja su destino a una agencia de viajes, ahí radica la diferencia, a un viajero no le incomoda quedarse una o dos noches en una casa de madera en medio de la selva, ni viajar en bus por más de 10 horas, no le incomoda tener un menú a la carta, se le ilumina el rostro cuando le dicen que acá en esta parte del mundo se  mide los trayectos y las distancias  por días y no por horas.

Pero volvamos al tema central del escrito, que es ser un mochilero?, daré mi propia definición con derecho a equivocarme  y con la mente amplia para recibir críticas si así se presentasen, para mi ser mochilero no depende de cuento dinero tengas, ni de cuantas millas hayas acumulado volando, incluso si eres un arrancado (persona con poco dinero) o hayas visitado los mejores hoteles, etc. etc. etc… ser un mochilero es una forma de vida, o mejor dicho es una forma de ver la vida, puedes ser un empresario o banquero, pero si eres capaz de así sea  un día  dejar tu zona de confort, agarrar tu mochila  y salir a recorrer el mundo, eres un mochilero, porque tener la capacidad de despegarte del mundo empresarial, familiar y laboral y adaptarte a otros de una manera rápida, eres un mochilero, si eres capaz de entender la divergencia e inmensidad del mundo, eres un mochilero, si sabes respetar las costumbres ajenas, si no te burlas de los acentos de otros países y al contrario aprendes nuevas palabras, nueva música, comes comida que nunca  antes comiste; si sabes reconocer que la vida es muy corta como para quedarse dentro de una oficina y tienes la capacidad de dejarlo todo, así sea por un día, entonces eres mochilero.

Lo que hace a un mochilero, no es la mochila, es la actitud  hacia la vida…

Julio Cesar Misnaza Moran

@jcmisnaza

Cali, Martes 13 de Enero de 2015

de jcmisnaza

¡Marihuanero Que Palabra Tan Fea!

Desde el mismo momento en que nos cuestionamos acerca de nuestra propia existencia, nos surgen interrogantes y hasta nos planteamos teorías acerca de la forma cómo cada uno de nosotros percibimos nuestro entorno y la manera en que interactúanos con él y de cómo aprovechamos las circunstancias y posibilidades que este nos ofrece…

Eso es lo que creo después de 25 largos años de existencia, aun recuerdo la vez en que mi mamá me dijo de manera tajante (como buena mamá colombiana): no te juntes con ese ¡niño! porque el papá es un “marihuanero”, esa sencilla palabra me causo varios interrogantes, en primera instancia pensé: ¿Qué es ser marihuanero?, ¿será una enfermedad? , ¿Mi amigo sufrirá por tener al papá enfermo?, ¿tendrá cura? En fin… pasaron por mi cabeza varias ideas, pero de lo que si estoy seguro fue que esa orden de mi mamá crearía en mí una idea totalmente errada de la gente que consumía marihuana.

Para mi ese sobrenombre significaba algo “Malo”, pero a la vez me preguntaba como mi amigo crecía feliz a lado de su papá y que este no se moría, no se emborrachaba, ni peleaba con los vecinos, y vivía en una completa esfera de “peace and Love “… incluso en su casa se respiraba un ambiente intelectual con varios libros en su ático y que aunque la gente lo llamaba el “mechudo” nunca entendí por que cargaba un bolso que creía era de mujer.

Pasaron varios años, para ser exactos 7, mi amigo y su padre se fueron de mi barrio y yo crecí, y con ese crecimiento también se acrecentó mi curiosidad por conocer el mundo real, así que a los 15 años después de terminar mi bachillerato empaque maletas y me fui de mi casa; pase un tiempo viviendo en Cali, en Bogotá y en Popayán, y fue en esta última ciudad en donde me volví a encontrar al “mechudo”, y fue tanta la sorpresa de verlo, pero sobre todo de enterarme que este personaje era una eminencia en filosofía, había escrito varios libros y todos sentían una gran admiración por él; Carlos aun cargaba su mochila.

No fui capaz de saludarlo porque la verdad estaba confundido, o mi mamá me había engañado o la misma sociedad me había dado datos erróneos de lo que es ser bueno o malo.

Años más tarde ingrese a la universidad y fue ahí donde mis interrogaciones de infancia tendrían por fin una respuesta acertada, Libre albedrío… esa la cuestión, lo que para uno es malo, para otro no lo es, depende en qué contexto nos situemos y de cómo veamos nuestra vida, lo digo por experiencia que la duda se aclaro en el momento que una nube gris cargada THC inundo mi cerebro, mis pupilas se dilataron, me dio más hambre de lo normal, sentía sed y me sumí en un estado de relajación en donde lo que antes me parecía malo , ahora no lo era, o acaso a ustedes les parece malo apreciar los sonidos de la naturaleza más nítidos, leer un libro y sentir que estamos más metidos en él que el propio autor, apreciar los atardeceres como si fueran pintados por la mano de Dios y hasta reírnos por bobadas…

Ahora comprendía muchas cosas, en primer lugar la pasividad del padre de mi amigo y su esfera de paz y amor, el aprecio hacia naturaleza, a los libros, en fin como diría Bumbury “las cosas más triviales se vuelven fundamentales”.

Después de probar la llamada yerba, cannabis, yesca, maría-Juana, y de aprender a pegarlo a cocerlo, a darme un plon, a hacer una panameña (hay infinidad de términos en la jerga del consumo de marihuana) acá estoy escribiendo para mi blog ¿como la ven?

En estos días justamente leía varios artículos sobre los nuevos beneficios encontrados en esta planta; porque cabe aclarar que esta no es una droga, es una planta, que al igual que otras como la ayahuasca con la que se hace el yagé son simplemente alucinógenos, buenos o malos, eso le queda a cada uno.

Volviendo al cuento de mi vecino, y ahora 3 años mas tarde desde cuando comencé a escribir esto, me reafirmo en lo que digo, yo quiero mucho a la marihuana, y aunque ya no la consuma como en mis épocas de Universitario, la fumo cada vez que me la ofrecen, es que no veo el por qué no hacerlo, la gente se emborracha cada ocho días, incluso mas seguido, la gente fuma cigarrillo, la gente miente, la escribe, la gente tuitea, la gente atraca, la gente compra, la gente consume, la gente mata estando borracho, la gente come, la gente vota, los políticos roban; en fin… la gente hace muchas cosas, pero los marihuaneros hacemos más; disfrutamos de la naturaleza, amamos los arcoíris, sabemos debatir con fundamentos, leemos mucho, sabemos de política, de filosofía, en nuestras mochilas, manillas y pelo enredado, hay historias, viajes, fotografías, amores que fueron, amigos que no están, enemigos….

Mis mejores amigos son personas que fuman marihuana, incluso tienen su propia planta en su casa, tal vez un gato o un perro, tienen un hijo, (jamás fuman frente a él), pagan sus cuentas, tienen un crédito, tienen un nivel educativo muy alto, han viajado, son respetuosos, mis mejores amigos son MARIHUANEROS; perdón mamá pero esta vez creo que te equivocaste, la sociedad te nublo de prejuicios, trataste peyorativamente a estos seres que lo único que han hecho ha sido elegir, elegir no una botella de licor, ni una corbata y vestido con un gran sueldo, simplemente elegir lo que para ellos es lo mejor, yo estaré siempre de este lado, del nuestro; del lado de los viajes en semana santa a salento y al valle del cocóra, de las tardes en el jardín botánico de la U de Caldas jugando ajedrez, de los atardeceres a lado de la pista de atletismo, de las panameñas, de los satélites hechos con una manzana, de los pielroja, de los peches, de los cueros, de los moños, de la cripa, de la punto rojo y la corintiana, estaré del lado de los MARIHUANEROS!!

@jcmisnaza

 

 

Carta al Heraldo y a su Columnista Chelo De Castro

Muy buenas  Noches señores el Heraldo, hoy en la noche mientras en los noticieros estaban presentando los goles de la categoría A del fútbol colombiano, y en donde mostraban que el Deportivo pasto había obtenido su primer triunfo, un amigo me mando por mail el  link de una noticia que al leerla me dejó sorprendido; lo confieso soy seguidor de fútbol por Tv, muy pocas veces he ido a un estadio, pero el motivo de mi carta no es contarles mis experiencias con el Fútbol ; es más bien defender con respeto mi origen, mis raíces y mi tierra.

Al terminar de leer el artículo me llene de ira, no lo niego, me dio mucha rabia la forma en que peyorativamente se referían al pueblo pastuso; el llamarlo “nido de cóndores” vaya y venga, eso es hasta orgulloso, el  tener el ave representativa de Colombia en nuestras tierras es sinónimo de que nosotros sí verdaderamente pertenécenos a Colombia; lo que  sí no me gusto fue la forma en la que muy olímpicamente este señor Chelo De Castro C aduce que en Ciudades como Tunja y Pasto no debería haber fútbol profesional; y además de la atrocidad de su afirmación se atreve a afirmar que el haber aceptado al Deportivo Pasto en la segunda división fue  “una  estupidez mayúscula del seno de la Dimayor”.

Yo le pregunto señor  José Víctor De Castro Carroll, más conocido como Chelo de Castro, ¿Acaso es pecado tener un equipo de Fútbol en una ciudad, por más lejana que sea?; Lejana para los equipos costeños, porque según mis cálculos ir a barranquilla en avión  desde Cali es más lejos que ir a Pasto, o desde Bogotá, son la misma hora y cuarto de vuelo, entonces ¿cual lejanía? , ¿Cual nido de Cóndores?

Yo creo más bien Señor Víctor, que a usted en su  papel y afán de hincha furibundo, se le olvido que antes que una camiseta, está una bandera, sí señor, la bandera Colombiana y sobre todo esta el respeto por el otro, independientemente de su credo, raza, religión o equipo de fútbol.

Yo tengo muchos amigos de la costa y he estado en varias ciudades de esa bonita zona del país, pero  no por ello saco a relucir los cuentos que existen sobre su región y menos cuando se es una figura reconocida en el medio del periodismo, de verdad más de la tristeza que siento por afirmaciones como esta: Tienen que “chuparse la berenjena” de la distancia y una vez lograda, el frío de la madona, la “agüita azucarada” de una lluvia de casi todos los días, amén de una falta de oxígeno, por el cual dicen que es el responsable de la fama de brutos que tienen los pastusos”, es la de pensar que en Colombia aún existen personas como usted, alguien a quien no le importa pasar por encima de todos, irrespetarlos, tratarlos peyorativamente, con tal de sacar a relucir su criterio.

No señor, a mi en mi casa mis papás a mucho orgullo Pastusos me han enseñado a respetar, me han enseñado que hay mil formas de decir las cosas, me han enseñado el poder de la palabra y sobre todo me han enseñado a querer a mi País y a todas las personas que vivimos en él.

No siendo más y reafirmando el amor a mi tierra Nariño, a mi Ciudad Pasto, a esos lindos paisajes plagados de Cóndores y en donde gracias a una gran cantidad de oxigeno que fluye por  nuestros cerebros somos capaces de exponer nuestras ideas sin dañar a los demás y sobre todo respetando, que es claro señor Víctor, en su casa aún no le han enseñado.

@jcmisnazam

de jcmisnaza

Memorias de un lugar cercano

Pudiera comenzar con un ¡erase una vez! Pero al contrario de esto diré: sigue siéndolo…

Mi abuela entro y sentí que el alma se iluminaba igual como lo hacia aquel fogón de leña que yacía a mis espaldas, ¿mijito como me le va?, respondí con voz temblorosa muy bien emita ¿y usted como sigue?, era una pregunta estúpida, ella había salido quince días antes de una operación que aun me pregunto cómo pudo soportarla con 87 años, regular mijo los años no pasan en vano…

Allí comenzaría la historia de un lugar que aprendí a apreciar con el pasar del tiempo ¡lástima! Pero el ser humano es así, pero afortunadamente la vida nos regala muchas oportunidades para resarcir estos sinsabores…

Corrían las 6 de la tarde, la abuela había mandado a traer ramas de eucalipto seco para avivar la llama de aquel fogón, que aunque estaba situado en una cocina moderna (por los caprichos sociales) no dejaba de ser una cocina de finca, cargada de recuerdos al igual que mi abuela…

Había extrañado mucho aquel olor de humo sobre mi chaqueta lacoste (mi abuela no sabe de ese cocodrilo y es más creo que ni le interesa), y por eso estaba tan feliz de volver a aquel lugar en donde pase mis primeros 7 años de vida, este lugar está situado en las afueras de pasto, a decir verdad a 80 km u hora y media por vía panamericana, la casa se sitúa a 200 metros del cañón del guáitara posee un clima templado entre 18 y 22 ° C y es sitio equidistante entre la antigua vía al santuario de las lajas , Ipiales y los municipios circundantes, no hay guerrilla ni paramilitarismo, el único riesgo que corre es el de enamorarse de este lujar y sembrar raíces , el canto de las aves lo despiertan al alba , el desayuno se lo sirven con un leve aroma a pasto húmedo , el duchazo despertador se lo dan las aguas nacidas de manantial, no existe televisión ,ni conexión WI-fi, ni bluetooth, solo es usted y el olor a campo ;allá usted puede ver los sembradores de papa, zanahoria, maíz, cebada, trigo, tomate , uchuva ,etc en su mayor esplendor; se puede regocijar , jugar angelitos en el pasto , cantar, gritar y que el eco de la vida le devuelva lo que usted le ofrece, toda la gente lo saluda aun sin saber quién es usted y que hace por esos lados , ellos simplemente levantan el sombrero y le dicen: ¡opa amigo!, a lo que usted contesta con una exclamación igual…

Allá crecí, y allá volveré , o mejor dicho volví, no les estoy hablando de un lugar paradisiaco , ni de un spa al mejor estilo de Cartagena , solo les estoy hablando del que para mí es el mejor vividero de Colombia, aquel lugar que lo siento propio, aquel pedazo de tierra que me vio crecer , en el cual pase los mejores momentos de la vida, mientras aprendía que el valor de la felicidad y de vivir no está en los lujos ni en las comodidades, si no en la certeza de sentirse tranquilo y en paz con uno mismo y en la grandeza de tener a una abuela que pese a sus quebrantos aun prepara el mejor sancocho de leña del mundo y regala el beso mas amoroso de la vida…

Julio c

de jcmisnaza